Venta on-line de Mobiliario de Hostelería

Mobiliario Vintage para Hostelería



Descarga de catálogos Sillería Aragonesa

Cuidado y mantenimiento de los suelos de madera

Cuidado y mantenimiento de los suelos de madera

Uno de los revestimientos más populares en los últimos años son los suelos de madera. La textura y diseño de los suelos de madera son únicos y aportan una calidez que no se consigue con ningún otro tipo de suelos.

En Sillas Vintage pensamos que este tipo de suelos combinan perfectamente con nuestro mobiliario vintage.

Aunque existen materiales actuales que ofrecen unos suelos más resistentes al uso diario, hay que tener en cuenta que requieren de un mantenimiento y cuidados especiales si queremos conservarlos como el primer día.

Recuerda que para el mantenimiento periódico de tu suelo de madera:

- Debes utilizar productos de limpieza específicos para la madera. Se trata de un material delicado por lo que, tanto los productos que apliques como lo que uses para aplicarlos, tienen que ser específicos para este tipo de superficies. Nunca utilices productos abrasivos o materiales que puedan rayar o dañar el material.
Para evitar los indeseables arañazos en el parquet, o al menos, minimizar el riesgo de que se produzcan ten en cuenta que:
- Si colocas una alfombrilla de bienvenida en la entrada de casa, podrás limpiar fácilmente las suelas de tu calzado y evitar que pequeñas piedras u otros objetivos que han quedado en las mismas rayen el suelo.
- Lo ideal es que, en la entrada, si es posible, te cambies de calzado, por un calzado específico para el hogar.
- Para proteger el suelo también es conveniente que en aquellos muebles que vas a mover, como las sillas, incorpores protecciones de fieltro.
- Si tienes mascotas, mantener sus uñas cortadas te ayudará a reducir el riesgo de que se produzcan arañazos en el suelo.

Pero, si pese a tus cuidados, tu suelo de madera presenta arañazos, deberás recurrir a los expertos en este tipo de suelos para que te recomienden productos reparadores, adecuados para tu suelo, con los que podrás camuflar estos hasta que sean prácticamente imperceptibles.

Otro de los grandes enemigos de los suelos son los líquidos. Derramar cualquier líquido sobre un solo de madera puede producir que se produzcan desde manchas hasta el levantamiento de algunos tablones al hincharse por efecto del líquido.

Por tanto, deberás estar atento/a a cualquier derrame y proceder a su secado inmediato. De lo contrario, en función del deterioro provocado, será necesario cambiar las tablas dañadas.

A lo largo de los años, aunque hayas cuidado tu suelo, puede ser necesario hacer un pulido completo para devolverle su estado inicial.

Los suelos de madera son únicos para decorar el hogar. Con una serie de consejos y unas precauciones, podremos disfrutar de ellos durante mucho tiempo.